#titanic Política de Cookies


Titanic fue un castillo flotante el más lujoso de la época

Incluía cerca de 500 azafatas, cocineros y acompañantes, una plantilla de sala de máquinas de 320 personas y una tripulación de cubierta de 65. El tamaño de la tripulación reforzaba la sensación de seguridad de los pasajeros.

 

Bookmark and Share

Redacción Barcelona
redaccion@elperiodicolatino.com.es


La arquitectura interior del buque sobrepasaba las demandas más exigentes.AP


Barcelona .- El majestuoso RMS Titanic era el barco más lujoso de su tiempo. Las cabinas de primera clase de la cubierta B, amobladas en estilo antiguo, eran las más espléndidas.

Había además suntuosos salones y elegantes restaurantes para cada gusto. La sala de gimnasia con su equipamiento ultra moderno, por ejemplo un caballo eléctrico, causó particular revuelo.

Una tripulación de 897 miembros trabajaba en el Titanic. Incluía cerca de 500 azafatas, cocineros y acompañantes, una plantilla de sala de máquinas de 320 personas y una tripulación de cubierta de 65. El tamaño de la tripulación reforzaba la sensación de seguridad de los pasajeros.

La arquitectura interior del buque sobrepasaba las demandas más exigentes. Había salones fastuosamente decorados y elegantes cabinas privadas, algunas de las cuales contaban con mobiliario de estilo.

Dentro de las más bellas, dos suites de primera clase con paneles de madera, en la cubierta B, tenían su propia cubierta privada. Una de estas suites de 15 metros de largo estaba amoblada en estilo holandés antiguo. De todo esto, la Gran Escalera, de la cual había un modelo casi idéntico en el Olympic, el buque hermano del Titanic, era particularmente impresionante.

Existían ascensores entre los pisos de las secciones de primera y segunda clase, y un gimnasio con equipamiento de vanguardia, por ejemplo bicicletas fijas, máquinas de remo, y un caballo y un camello “eléctricos”. Había baños turcos, una piscina e incluso una cancha de squash sobre la quilla.

Además de los opulentos comedores, un restaurante a la carta atendía a los dignatarios, y un Café Parisino servía de punto de encuentro para los pasajeros más jóvenes. La decoración del bar era más informal, con mobiliario de mimbre. Una enredadera de hiedra cubría las paredes de la terraza del café.

La sección de segunda clase era considerablemente menos espaciosa. Pero además de los comedores, aquí también había un salón, una sala de fumar y una biblioteca. La mitad trasera de la cubierta servía como cubierta abierta.

Los pasajeros de tercera clase contaban con sólo un salón y una sala de fumar. El comedor estaba ubicado en lo profundo del buque, y las áreas abiertas estaban restringidas a un pequeño espacio en la proa y la popa. De todos modos, de acuerdo con testigos de la época, incluso las cabinas de tercera clase eran más lujosas que las de primera clase de otros buques transoceánicos.

Dentro de las más bellas, dos suites de primera clase con paneles de madera, en la cubierta B, tenían su propia cubierta privada. Una de estas suites de 15 metros de largo estaba amoblada en estilo holandés antiguo. De todo esto, la Gran Escalera, de la cual había un modelo casi idéntico en el Olympic, el buque hermano del Titanic, era particularmente impresionante.

 

comments powered by Disqus

 

 

 

 

 


Somos un grupo de noticias fundado en 2006 que informa a la comunidad latina en España y Europa, producimos contenidos para todos nuestros medios. Oficinas en Barcelona c/Nou de Sant Francesc 15 - 08002, Barcelona,España. Teléfonos:(0034) 657897268,(0034)722778085,Fax (0034) 933179866 - grupo@elperiodicolatino.com.es

Nota legal: Todas las opiniones expresadas en los artículos y videos del Grupo El Periódico Latino pertenecen única y exclusivamente a los entrevistados y no reflejan en ningún momento la opinión de este periódico, ni del Grupo El Periódico Latino

© Copyright 2006-2015 - Clasificados Latinos - Editado y publicado por la Asociación El Periódico Latino de España CIF:G65214066 Adscrita a la Federación Latina de Medios de Comunicación de España.



© Copyright 2006-2015

webmaster@titanic.org.es